Mitos relacionados con las franquicias

Escrito por Yuval Ben Haym

Tiempo de lectura: 4 minutos

Temas: Franquicia

Compartir

Este tipo de negocio es cada vez más accesible para que las personas pongan un primer pie en el mundo empresarial y prueben sus habilidades y pasión en los negocios.

Como toda inversión, tiene asociadas malas prácticas e ideas equivocadas. En caso de tener dudas sobre su viabilidad, a continuación desmitificamos estos cuentos y conceptos preconcebidos.

Si lo que se está buscando franquiciar es la propia empresa para mejorar su crecimiento invertir en una franquicia de una marca conocida como negocio, es importante investigar y desmentir los mitos más comunes que le rodean. Porque hay conceptos erróneos respecto al término "franquicia". Acá explicamos siete de los más comunes:

1.Los franquiciados son empleados de los franquiciantes:

Los franquiciados son los administradores de la franquicia, responsables de la operación diaria, las decisiones, la contratación y administración de los empleados de la empresa. Pero no son los dueños de la marca.

En cambio, según el diccionario online Business Dictionary, el franquiciador o franquiciante es la empresa o persona propietaria de la marca y de productos y servicios asociados. Es el que dispone el sistema y la guía para convertirla en franquicia.

Por ende, la relación entre el franquiciado y franquiciante es de interdepenencia, más bien horizontal.

Hay que tener en cuenta que si bien como franquiciado se tienen que seguir una serie de protocolos y reglas relacionadas a la franquicia, también se tendrá  la libertad para innovar y desarrollar el negocio. Por lo que no, no se es un empleado más del franquiciante.

2.No necesito contratar a un abogado de franquicia:

Los futuros franquiciados deben consultar a un abogado para asegurarse de que toda la información legalmente requerida esté presente en el contrato, así como para comprender toda la documentación relacionada con la inversión.

El sitio web MundoFranquicia enfatiza es arriesgado de contratar una franquicia sin antes consultar con un abogado especialista en el tema.

3.Las franquicias son sólo de comida rápida:

  1. Regularmente al hablar de franquicia se hace referencia a lugares de comida rápida. Sin embargo, según el estudio “El mercado de las franquicias en Chile" de la académica de la Universidad de Chile, Nicole Pinaud, las franquicias en el país se agrupan en cinco grandes rubros, gastronomía predominando con el 39% del mercado, seguida por servicios con 24%, indumentaria (17%), comercio (14%) y educación (7%).

4.Es más caro invertir en una franquicia que iniciar un negocio independiente

Si bien se podría  pagar más por comprar una tarifa de franquicia (derecho inicial) y luego las regalías  mensuales (comisión por administrar la marca), dependiendo de la franquicia que se elija, se tendrá  un retorno sobre la inversión por el reconocimiento, asistencia y el soporte de marketing que se tiene detrás de una marca bien establecida.

5. Invertir en una franquicia significa comprar un negocio:

Cuando una persona invierte en una franquicia, sólo recibe la licencia para operar una empresa con el nombre de marca, incluidas las marcas asociadas y los procesos operativos, durante un período de tiempo específico. Por lo que no se está  comprando un negocio, le están “prestando" la marca.

Carlos Albornoz, académico de la Universidad del Desarrollo, explica que una franquicia pide entre 8% y 20% de las ventas brutas, lo que significa que el negocio debería rentar al menos un 40% para que se puedan cubrir los gastos operacionales y generar ganancia.

6. Las franquicias son muy costosas

Depende de la marca. Sólo como ejemplo, Según Albornoz de la UDD, en el caso de un local de comida rápida, franquiciarlo podría costar alrededor de $150 millones de pesos, considerando el costo y la inversión inicial para equipar el local.

7.Las franquicias pueden limitar la creatividad

Está en cada uno darle un nuevo giro al negocio y generar nuevas propuestas e ideas. Pero siempre se deben  respetar algunas reglas,  fórmulas, protocolos y uniformes.

Según el sitio Entrepreneur, hay muchas empresas que fomentan nuevas propuestas, porque es ahí donde surgen mejores ideas e iniciativas.

Conclusión

La decisión de optar por una franquicia como negocio está en las manos de cada uno. Por eso, es importante que se entienda que como franquiciado se tendrán una serie de deberes y responsabilidades, pero también se cosecharán beneficios.

Cuanto más pronto se entiendan los pro y contras que tiene esta modalidad de negocios, más posibilidades se tendrán de adquirir la franquicia que más se adecúe al presupuesto y necesidades.

 

cta guia franquicias principiantes


Déjanos tu comentario




Invierte en una franquicia para montar tu propio negocio, fácil y rápido

Remax