¿Qué es tener éxito con una franquicia?

Escrito por Yuval Ben Haym

Tiempo de lectura: 4 minutos

Temas: Franquicia

Compartir

Montar una franquicia es una opción para quienes desean independizarse laboralmente. Es normal que al empezar existan dudas sobre cómo conseguir que los esfuerzos brinden frutos si no se cuenta con experiencia previa.

A continuación explicamos brevemente qué hacer y qué evitar para que esa franquicia sea un éxito.

De acuerdo con el Comité de Franquicias de la Cámara de Comercio de Santiago, la ganancia promedio anual en Chile es del 23.5% sobre las ventas en esta modalidad de negocio.

Ahora veremos cuáles son las acciones que deben realizarse desde el primer momento para montar una franquicia exitosamente.

Una lista de Buenas prácticas para tener éxito con una franquicia

1. Buena relación con el franquiciante

La relación entre el franquiciante y el franquiciado es la columna vertebral en la estructura de las franquicias, por eso es preciso cuidarla desde el principio.

Cuando se decide adquirir una franquicia, se establece una relación laboral que determina derechos y obligaciones para ambas partes. La claridad en la comunicación y el respeto mutuo son fundamentales para la prosperidad de la inversión.

2. Investigar a fondo la inversión necesaria

Existen gastos como el derecho de entrada a la red de la franquicia, los relacionados con la adquisición y adecuación del local y la tramitación de la personalidad jurídica, por ejemplo.

Hay que tener en cuenta que los gastos relacionados con la operatividad del negocio (como sueldos y compra de materia prima) deben ser constantes y es necesario sostenerlos durante los primeros meses.

Lo recomendable es contar con una inversión propia de entre el 40% y el 50%, y consultar con el franquiciante si tiene acuerdos con entidades financieras para obtener un crédito de apoyo.

Este artículo de Emprendedores proporciona más información para saber cómo invertir en una franquicia.

3. Conocimiento de la industria

De acuerdo con el diario El Mundo, al momento de adquirir una franquicia es importante analizar el sector en el que está la empresa con la que se entablará la relación.

En este análisis vale la pena que preguntarse:

  • ¿Deseo asumir el riesgo que implica ser empresario?
  • ¿Me veo como un empresario que desea formar parte de esta industria?
  • ¿Cuento con los recursos para sostener la inversión inicial?

4. Aprovechar la experiencia que ofrece la franquicia

Entre las ventajas de invertir en una franquicia está su knowhow. Cuando una marca desarrolla el esquema de franquicia es porque alcanzó madurez y cuenta con la capacidad de compartir sus conocimientos con otros socios que están empezando. Para ello desarrolla manuales que como franquiciado deben conocerse en profundidad y seguir al pie de la letra.

Si se invierte en una franquicia, se están comprando herramientas, contactos, identidad de marca e infraestructura, entre otras cosas. Según cómo se aprovechen estas condiciones dependerá el éxito de un negocio que finalmente es propio.

5. Trabajar en red

Muchas franquicias realizan o promueven intercambios de conocimiento entre sus propios franquiciados. Esto puede ser a través de encuentros, jornadas de trabajo o asesorías.

El conocer a los otros franquiciados permitirá establecer un networking para aprovechar descuentos en servicios compartidos, por ejemplo, o generar mecanismos de cooperación que fortalezcan  la marca en la región.

6. Ubicación

De acuerdo con José Aragonés, socio director de la consultora T4 Franquicias, el 80% del éxito de un negocio depende de la ubicación.

Este factor determinará, por un lado, la inversión necesaria para abrir el local y, por otro, las ganancias que se obtendrán gracias a la visibilidad de la zona, su nivel socio económico y su accesibilidad.

Qué NO hacer cuando se adquiere una franquicia

Invertir en una empresa porque está de moda

Investigar el mercado antes de elegir en qué franquicia invertir el capital, considerar si realmente resultará innovador en la zona y si tiene posibilidades de permanecer en el tiempo más allá del periodo de novedad.

Mezclar las cuentas personales con las cuentas del negocio

Cuando se invierten recursos propios, sobre todo si estos representan la mayor parte de los ahorros, es probable que la paciencia sea poca al momento de esperar ganancias.

Hay que evitar sucumbir a la tentación de cubrir los gastos personales con las cuentas de la franquicia. Es mejor considerar que esa cuenta es inexistente hasta que se haya encontrado un punto de equilibrio. Según el estudio “Mercado de Franquicias en Chile”, la recuperación puede tardar hasta 2 años.

Montar una franquicia sin implicarse en ella

Aunque es cierto que una franquicia conlleva un riesgo moderado, en comparación con otro tipo de inversiones, cuanto esfuerzo se ponga será el mejor aliado para alcanzar el éxito.

Conocer a fondo los procesos del negocio, por lo menos durante los primeros años. Conforme se madure como empresario, se podrán delegar responsabilidades y aligerar la carga para comenzar a disfrutar.

Conclusión

Las franquicias son un modelo de negocio viable para quienes desean emprender un negocio propio a largo plazo y con la intención de formar parte de una identidad de marca que está probada y validada por el propio mercado.

En esta guía descargable se encontrará más información para invertir en una franquicia..

 

cta guia franquicias principiantes 

 


Déjanos tu comentario




Invierte en una franquicia para montar tu propio negocio, fácil y rápido

Remax